¿Y tú como llegas a todo?

Siento decirte que NO, no llego a todo y ¿sabes qué? que no importa.

Últimamente parece que hay que tener la casa perfecta, la colada echa , la cama echa sin arrugas en la colcha, la niña peinada con el mejor moño, la comida casera y mas sana en la mesa… pero muchas veces no es así, con suerte tienes la casa recogida y limpia, con suerte has echo la comida y has puesto una lavadora y con suerte no te has olvidado que has puesto esa lavadora y se ha quedado horas infinitas y no necesitas volver a lavarla otra vez.

Así es y así será si no dejamos de tener en la cabeza esa imagen de maternidad perfecta en la que imaginamos a la SUPERmadre con su pelo perfecto, su maquillaje perfecto su casa perfectamente impoluta y su familia perfecta…

¿Y porqué os cuento esto?

Básicamente por que hace unas semanas una compañera del trabajo me decía: ¿Isa como lo haces?? y le dije: ¿Cómo hago el qué? El llevar a la niña tan bien siempre, el cocinar, el…. y le dije:  Pero que dices si yo tengo la casa más desastre del mundo solo voy sobreviviendo. Su cara era un poema. Su respuesta fue un ¿enserio?

Pues si, mi vida no es perfecta ni mucho menos,  Usky muchos días va sin peinar al cole, le hago un moño rápido si me deja y le echo el spray anti piojos y chimpum, se me acumulan las cosas, sobretodo la ropa, pero no lo enseño, tampoco endulzo las fotos, quiero decir que las muestro tal y como esta mi casa en ese instante porque para mi dejar perfecto ese rincón para hacer la foto no es lo primordial.

Me supo super mal que me dijera que daba esa sensación de tenerlo todo controlado, por que no es así, y muchas veces me agobia que no este todo perfecto pero oye que se le va hacer!! los días que no trabajo en el hospital voy a la carrera limpiando, cocinando y si me queda tiempo le dedico algo al blog o a estudiar…

Esa imagen que tenemos de perfección, sobretodo las personas que consumimos instagram, de casas ideales, de rincones perfectos con los niños, de habitaciones super ordenadas  y monisismas sin que nada este fuera de sus sitio, eso no es real al 100% los niños juegan y sacan las cosas, los niños ensucian y los adultos también, la casa necesita limpiarse y ordenarse ¡¡¡cada día hay algo por hacer!!!

Dejemos de idealizar las cosas pero sobretodo tenemos que bajarnos ese listón tan alto que nos hemos marcado para poder disfrutar de nuestras maternidades.

PREGUNTATÉ:

¿Cómo quieres que te recuerden tus hijos cuando crezcan?

Siendo una loca de la limpieza y el orden que no se toma ni un respiro y siempre esta agobiada por que todo este perfecto y se cumpla un horario estricto.

O como una mamá que juega con ellos, que les enseña a cooperar en casa mediante el juego, que les acompaña en sus emociones sin estar pendiente de esa lavadora o esa arruga que hay en la camisa.

Sí inviertes tiempo en enseñarles mediante el juego, la cooperación en casa no se vuelve una obligación, las cosas se irán haciendo aunque no estén perfectas.

CAMBIEMOS EL CHIP Y DEJEMOS LA PERFECFECTION APARCADA PARA SER FELICES.

2 comentarios sobre “¿Y tú como llegas a todo?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s